Volcán de Fuego, Guatemala

En el vídeo ejemplo de estratovolcán en las islas Kuriles, Rusia.

0
5118

Autora: Isabel Victores | Es uno de los volcanes más activos de Guatemala, tiene 3.763 metros de altura y está situado en el municipio de Alotenango, Sacatepéquez y parte de Chimaltenango. Se trata de un estratovolcán basáltico con erupciones de tipo estromboliana-vulcaniana, un índice de peligrosidad de 14 (Yokoyama et al., 1984) y un índice explosividad volcánica de  4 (registrado en 1932).

Con erupciones que se han registrado desde 1524, la última data de 2012. Esta situación mantiene en constante alerta a las comunidades que viven en sus faldas. El jueves 13 de septiembre del 2012, se registró la mayor erupción del volcán en su historia, con columnas de ceniza que alcanzaron los 300 metros de altura, causando la evacuación de 10.000 personas.

En caso de erupción, este volcán puede afectar a unas 100.000 personas que son, aproximadamente, las que se encuentran en su radio de acción. Los flujos de lava como tal son raros ya que se convierten rápidamente en peligrosas avalanchas, además cuando se produce una erupción de cenizas, la dirección del viento influye en la dirección de caída de éstas.

Autoridades de protección civil de Guatemala comenzaron un  estado de alerta de prevención tras el incremento de las erupciones del volcán de Fuego, por lo que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres mantiene monitorizado el volcán por el aumento de su actividad eruptiva, además de involucrar a la población en formas sencillas de supervisión de actividad volcánica. El aumento de la actividad volcánica afecta aldeas y caseríos cercanos, con caída de ceniza y pequeños sismos, pero hasta el momento no ha sido necesario evacuar a ninguna persona.

El cráter del volcán de Fuego, ha cambiado de aspecto muchas veces; la forma de su cúspide, que antes era aguda, se derrumbó en 1932 debido a  la emisión de gases, lava y cenizas que tuvieron lugar. Se calcula que descendió cerca de 80 metros, dejándose ver el cráter con una cresta dentada y aguda en la mayor parte de su contorno. En la parte noreste se formó una brecha por donde ha corrido desde entonces en mayor o menor cantidad de lava de sus posteriores actividades.

Esta brecha se ha ido extendiendo desde la cúspide hasta la parte inferior de la falda formándose un enorme cauce de varios kilómetros que se conoce con el nombre de barranca honda, dónde permanecieron en estado ardiente  mucho tiempo  las lavas del volcán. Además se formaron lenguas, tanto por el cauce ya descrito como por otras partes de la falda, alcanzando las regiones selváticas y provocando enormes incendios en la vegetación de la parte inferior de la falda.

Gua70893h2-870x400