Los otros Daimieles

0
1068

Tras la aprobación deprisa y corriendo de un trasvase de agua procedente de la polémica tubería manchega se dará carpetazo mediático al problema que suponen los incendios de la turba de las Tablas de Daimiel y así, hasta la próxima crisis medioambiental… pero ¿porque buscar en el futuro cuando el pasado, en cuanto a destrucción del medio, es tan rico en ejemplos? ¿podemos creer, ingenuos de nosotros, que el caso de las tablas de Daimiel es único en España?

Hay estimaciones que consideran que ha desaparecido entre el 75% y el 80% de la superficie de humedales europeos.

González Bernaldez considera que los humedales son probablemente el tipo de ecosistema que ha sufrido mayores y más profundas transformaciones por las acciones humanas. Hay estimaciones que consideran que ha desaparecido entre el 75% y el 80% de la superficie de humedales europeos. Santos Cirujano, en su libro “Plantas acuaticas de las lagunas y humedales de Castilla-La Mancha” cataloga un buen número de estas lagunas, como las lagunas de El Pedernoso-Las Pedroñeras-Las Mesas (Cuenca), las lagunas de El Ballestero-El Bonillo (Albacete) entre otras. Baste dar un vistazo con la aplicación sigpac, que permite ver la cartografía y la foto área de cualquier lugar de España a una excelente precisión, para ver como, en el caso de las lagunas mencionadas de Cuenca, son, en muchos casos, campos de cultivo, aunque aún se intuye su perímetro.

En el campo de Calatrava, también la actividad humana ha menguado la existencia de numerosas lagunas. Según el catálogo de estas lagunas muchas de ellas han desaparecido, por desecación y aprovechamiento de su suelo para cultivo; nombres como Laguna de Alcolea, de Zahurdones, de la Albuera, del Escoplillo, de Navalagruya, el Navajo del Hontanar o la Laguna de las Cucharas, entre otras, en municipios próximos al Parque de las Tablas de Daimiel, no han gozado ni de la popularidad ni de la cobertura mediática de sus vecinas, ni sus atenciones para sobrevivir, siendo las parientes pobres de Castilla-La Mancha, al igual que la laguna de los Ojos de Villaverde, en Albacete.

Pero hay más parientes pobres. Este país es rico en desastres hidrológicos. Otro ejemplo castellano-manchego son las lagunas salobres toledanas, en los términos de Miguel Esteban, Turleque o Villacañas, corren peligro, no solo por su desecación, sino por su contaminación. Aunque para contaminaciones de lagunas, la Comunidad de Madrid tiene el dudoso honor de disfrutar de la denominada “laguna del aceite”, una antigua gravera inundada por las aguas fluviales y subterráneas asociadas a los depósitos del Jarama, empleada para verter aceites durante años.

Las lagunas, humedales en la costa, asociados a desembocaduras o a surgencias de acuíferos, las salinas y saladares, todos ellos también son otros Daimieles, devorados por el desarrollismo y la construcción turística.

Pero no debemos olvidarnos de fuentes desecadas por la explotación intensiva de los acuíferos. En todo el Levante ibérico y en especial, en Murcia, este rico patrimonio hidrogeológico ha ido desapareciendo; fuentes como la de las Anguilas en Murcia o Baños de Somogil, de grandes caudales, se secaron simultáneamente a la instalación de sondeos que explotaban el mismo acuífero en sus proximidades. Muchos de los humedales existentes están asociados a acuíferos, y si éstos son explotados intensamente, los humedales, como las Tablas de Daimiel, desaparecerán; como las fuentes. Un ejemplo de la evolución de dicha sobrexplotación en los acuíferos se describe en el Atlas Global de la región de Murcia.

Un último ejemplo de este sucinto catálogo de afecciones a lagunas españolas lo supone la utilización de la laguna grande de Beteta, que constituia un ecosistema peculiar en la Serranía de Cuenca y complejo funcionamiento hidrogeológico, con aguas de distintos orígenes, tanto salinas como bicarbonatadas, y que fue transformado en un depósito regulador de aguas procedentes del embalse de la Tosca (rio Cuervo), situado a una cota superior, mediante un tunel-trasvase, hacia el río Guadiela, por una compañia hidroeléctrica.

¿Saldrán estas lagunas en los medios de comunicación? ¿tendrán su oportunidad? Todas son Daimiel.