El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) ha acogido un debate sobre política energética y medioambiental en el que han participado por parte del PSOE Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, y Ramón Celma, Portavoz Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en el PP de Aragón. Los dos políticos han escenificado en el debate las diferencias que hay entre sus respectivos partidos en cuanto a la transición energética.

De hecho, para Celma no hay una auténtica transición energética, “sino una ruptura con el modelo anterior”. El portavoz del PP ha criticado lo que a su juicio es un abandono total de la minería del carbón en España por parte del actual gobierno y ha criticado que el ejecutivo central esté tomando medidas entorno a la minería y los recursos minerales “por motivos puramente ideológicos”.

“Hemos pasado de casi 50.000 mineros a comienzo de la década de los 90 a poco más de 1.800 el año pasado”, ha explicado el secretario de Estado de Medio Ambiente, que ha calificado este proceso de “transición muy larga” al tiempo que ha recordado que la política respecto a la minería del carbón viene en buena medida determinada por las decisiones y normativas de la Unión Europea.

Almacén geológico profundo

Hugo Morán también ha aprovechado la ocasión para criticar la decisión del gobierno de Mariano Rajoy de construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para residuos radiactivos en Villar de Cañas. “Se hizo en contra el criterio de muchos expertos, incluyendo el Colegio de Geólogos”, ha afirmado Morán, quien considera que la solución idónea para la gestión de los residuos nucleares pasa por la construcción de un almacén geológico profundo, tal y como ha reclamado el ICOG repetidas veces.

La necesidad de un almacén geológico profundo es compartida por el representante del PP. Sin embargo Celma ha reconocido el coste político que tendría una medida de este tipo. “Nadie quiere tener la sensación de ser el vertedero de otros”, ha señalado.

Sobre el aprovechamiento de fuentes de energía renovables, el secretario de Estado de Medio Ambiente ha mostrado su predisposición a modificar la normativa técnica de edificación para contemplar el aprovechamiento de la geotermia de baja entalpía en nuevas edificaciones. Igualmente, el portavoz del PP ha apostado por dar facilidades a todos aquellos que quieran investigar sobre geotermia, “sin poner trabas administrativas”.

Hidrocarburnos no convencionales

Un nuevo punto de desencuentro entre los dos representantes políticos ha sido la conveniencia o no de aprovechar los recursos de hidrocarburos no convencionales de España. Para Ramón Celma es necesario aprovechar un recurso “que reduzca nuestra dependencia energética de otros países”, siempre que se haga con las medidas de seguridad adecuadas.

Por el contrario, el representante del PSOE ha señalado que el objetivo del gobierno es llegar a 2050 con un balance neto de cero emisiones de CO2. “No creemos que la solución sea substituir los hidrocarburos convencionales por hidrocarburos no convencionales”, ha afirmado Morán.

Respecto a la gestión de riesgos naturales, Celma ha apostado por la actualización de la normativa sismorresistente y una mayor coordinación entre administraciones para que se cumpla la ley. Además, ha apostado por el dragado y la limpieza de las riveras de los ríos para reducir el riesgo de inundaciones.

Hugo Morán ha adelantado la necesidad de revisar un buen número de infraestructuras que, debido a los efectos del cambio climático, podrían estar en riesgo de sufrir daños. También se ha mostrado favorable a incorporar el conjunto de riesgos naturales a las medidas de ordenación del territorio y a obligar a los Planes Generales de Ordenación Urbana a incluir su evaluación para poder ser aprobados.

Sobre cambio climático, Hugo Morán ha pedido que sea en el ámbito científico donde se plantee un debate serio no ideologizado, apelando a un diálogo permanente entre ciencia y política, no solo en las campañas electorales.

Gestión de aguas subterráneas

Para finalizar el debate, los representantes de PSOE y PP se han referido al aprovechamiento de las aguas subterráneas. En esta materia, Ramón Celma ha recordado que el agua “es un recurso finito” y hay que gestionarlo de manera adecuada, “pero sin ponerle más trabas de las que ya establece la normativa”.

Para Morán, el panorama de sequías prolongadas que predicen los científicos hará necesario integrar las aguas subterráneas en la gestión del agua para consumo humano y uso industrial. “Hace falta una nueva Ley del Agua que integre todos sus usos, ya que la normativa actual está desactualizada”.