Manual de Cribado y Clasificación

0
11251

AUTOR Ángel García de la Cal | Fecha: 2015 | Páginas: 490 | ISBN/EAN: 9788493939199 | Precio: 50 € | Pedidos: Fueyo Editores, Tel.: 91 415 18 04

Mucho se ha escrito sobre el sector de las explotaciones mineras, sobre el movimiento de tierras, los áridos, la trituración y el lavado, pero no existía hasta la fecha un manual íntegro y específico que tocara de lleno el sector del cribado y la clasificación.

Ángel García de la Cal, un ingeniero con más de 25 años de experiencia en el sector de los áridos, ha sido la persona que se ha sumergido de una forma profesional, práctica, didáctica y amena en el sector de la clasificación y el cribado de los áridos.

Sus años al frente del departamento de producción, y de operaciones posteriormente, en Tarmac Ibérica, y de director de minería y proyectos en Holcim, le acreditan como uno de los grandes conocedores del sector de la separación mecánica, por aire y por agua de los áridos y minerales.

En casi 500 páginas, Ángel García de la Cal ha publicado su último libro titulado Manual de Cribado y Clasificación (Fueyo Editores), que consta de dos partes muy bien diferenciadas y perfectamente ilustradas con imágenes actuales, sencillas y muy explicativas. La primera parte está orientada al conocimiento de los principales tipos de cribas y los sistemas de cribado en vía seca y en vía húmeda.

Todo ello viene acompañado de los conceptos teóricos necesarios para su comprensión, como es el caso de: teoría del cribado, la elección de la superficie, la elección del tipo de criba, el riego en las cribas, etc.

La segunda parte se enfoca al conocimiento de la clasificación hidráulica y neumática, a los equipos más importantes, su funcionamiento y los fundamentos teóricos que ayudan a comprender la complejidad de algunos de estos equipos. Además, se estudian en este tratado diferentes elementos auxiliares necesarios, tales como las bombas de agua, las redes de riego, los accionamientos, los ventiladores, etc. Este manual es de gran ayuda a la hora de optimizar el rendimiento de la maquinaria utilizada en los procesos de cribado y clasificación, a través de la correcta configuración de los diferentes parámetros de trabajo.

El capítulo 1 de la parte de cribado comienza con unas referencias históricas de esta técnica, que arrancan en la Edad de Piedra y llegan hasta nuestros días, pasando por el antiguo Egipto, el Imperio Romano y el Renacimiento, para desarrollarse tecnológicamente a partir de la Revolución Industrial. Estos equipos, que durante muchos años se utilizaron en el sector de la agricultura, para la separación del grano, es hoy en día fundamental en cualquier operación minera de áridos o minerales.

El segundo capítulo se mete de lleno en el cribado mecánico. Dentro de la teoría del cribado analiza el rendimiento o eficiencia del cribado, el cálculo de la superficie de cribado, el espesor óptimo del lecho o capa de cribado, la elección de la luz de malla en función del tamaño de corte, los parámetros de las cribas y su optimización.

El siguiente capítulo habla de la elección de las superficies de cribado y de los tipos de superficies que se pueden montar en una criba. Así, analiza las parrillas de barras, las chapas perforadas, las mallas metálicas, las rejillas filtrantes, las superficies cribantes de poliuretano y otras superficies cribantes no descritas en ninguno de los puntos anteriores. Se incluye también en este capítulo el control de las dimensiones de paso, las aplicaciones de las diferentes superficies de cribado, el análisis de costes en caso de desclasificación de las mallas, las especificaciones y las recomendaciones a la hora de operar con los paños de las cribas.

El capítulo 4 está íntegramente relacionado con las cribas. Comienza con la elección de la criba en función del material a cribar, para pasar a describir las cribas fijas y las cribas móviles, y continuar con los equipos para la clasificación opto-electrónica, el accionamiento de las cribas y su mantenimiento con los diferentes tipos de engrasadores.

Las cribas con riego son el aspecto primordial en el capítulo 5. En él se analiza el sistema de lavado en cribas, la descripción de dicho sistema (tubos, tuberías, difusores, colectores, bombas, etc.), para continuar con un resumen de las acciones a tomar en la revisión del sistema de lavado y un ejemplo de cálculo de la red de lavado a instalar en una criba. El capítulo termina con un apartado específico de los trómeles lavadores de áridos.

La clasificación hidráulica se toca de lleno en el capítulo 6. Comienza con los principios y pasa a analizar los hidroclasificadores de sedimentación simple, detallando los hidráulicos de cono, los hidroseparadores, los canales de clasificación y los clasificadores mecánicos, y los de contracorriente, como son los de cono, doble cono, simple, múltiple, Fahrenwald, Spitzkasten, hidro-oscilador, Rheax y los jigs. Posteriormente se mete con los centrífugos, para continuar con los hidrociclones, y terminar con los avances en los procesos de clasificación por vía húmeda.

El capítulo 7 está destinado a la clasificación neumática. Comienza analizando la teoría de este tipo de clasificación, para seguir con su eficacia y meterse de lleno con los diferentes tipos de clasificadores neumáticos, entre los que destacan los clasificadores de corriente de aire ascendente y los separadores por centrifugación. En esta capítulo se analizan todos los equipos que se comercializan, entre los que se encuentran los clasificadores en zig-zag, los separadores de corriente vertical ascendente, los ciclones, los filtros de mangas, los electrofiltros o precipitadotes electrostáticos. El capítulo concluye con la comparativa de los filtros de mangas y electrofiltros, los equipos auxiliares en clasificación neumática, la teoría de los ventiladores centrífugos, la variación de potencia por arrastre de sólidos y las curvas características de un ventilador.

Una amplia bibliografía apoya los importantes conocimientos técnicos plasmados por el autor en este interesante manual.