Geoturismo-Interpretación-Etnogeología: Nuevos campos por explorar, nuevas oportunidades laborales

Sin ninguna duda, y por dos poderosos motivos, el Turismo Geológico está en franco desarrollo y su futuro es muy prometedor. El primer motivo es que se trata de un tipo de turismo sostenible, y el segundo es que dentro de éstos se trata de uno de los más diferenciadores.

3
1414
El Monte Perdido es, sin duda, un magnífico atractivo geológico

Resumen: Sin ninguna duda, y por dos poderosos motivos, el Turismo Geológico está en franco desarrollo y su futuro es muy prometedor. El primer motivo es que se trata de un tipo de turismo sostenible, y el segundo es que dentro de éstos se trata de uno de los más diferenciadores. Además, las Naciones Unidas proclamaron 2017 Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Todo ello le hace ser un nicho laboral con un gran potencial futuro para los profesionales relacionados con la geología que se formen adecuadamente. La Interpretación del Patrimonio Geológico – este último en sentido extenso- es uno de los campos donde deben hacer más hincapié en su formación puesto que es una de las herramientas clave que les va a permitir llegar al éxito profesional. Dicha interpretación podría resumirse como la manera que tiene el intérprete de conectar al público receptor con el georrecurso, motivarle para que lo valore y todo ello de la manera más divertida posible. Una de las materias que permiten al intérprete geológico establecer esa conexión geológica de la forma más rápida, sencilla, y en definitiva práctica, es la Etnogeología.

Abstract: The Geologic Tourism is under development and its future is promising. This is easy to work out knowing that is a sustainable and distinguishing tourism and The United Nations have proclaimed 2017 International Year of Sustainable Tourism for Development. All of this makes it a working niche with a high potencial future for the professionals relation with the geology.

The interpretation of the geologic heritage- in a very high sense- is one of the field where it must be emphasized because is one of the key work tool that is going to allow the professional to be successful. That interpretation can be summed up as the way that has the interpreter in connecting the receptor public to the geological resource, motivate them to appreciate it in the best and funny way possible. One of this discipline that permit the interpreter  to establish a geological connection in the most quick and simple way and in the end practical is the geoethnology.

INTRODUCCIÓN

La geología es uno de los elementos primordiales del paisaje, su conocimiento permite desarrollar proyectos de explotación turística, divulgación y concienciación muy acordes con las tendencias de protección y disfrute del medioambiente vigentes en la actualidad.

Peña Montañesa vista desde Ainsa. Huesca.

A pesar de la evidente penetración de las nuevas tendencias turísticas en nuestro país, lamentablemente, la geología sigue siendo una gran desconocida en este sector. De todas formas, este desconocimiento generalizado de la Geología, se puede considerar, de algún modo, como una ventaja para los profesionales que, adquiriendo las destrezas necesarias, se sepan posicionar en un mercado con tanto peso y potencial en la economía nacional.

http://www.spain.info/es/

El turismo asociado a la geología se practica desde hace muchísimos años aunque el gran público no sea plenamente consciente de ello. Así, en España hay infinidad de lugares destacables desde el punto de vista geológico que se presentan bajo otro aspecto, como bien asegura, en cuanto puede, Enrique Orche, vicepresidente de la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero.

Pero ¿Qué son el turismo geológico o el geoturismo?

Cabe señalar que en la actualidad todavía no existe la definición formal y consensuada de geoturismo. Mientras que la Organización Mundial de Turismo no dé una oficial parece que cualquiera puede establecer su propia definición estableciendo similitudes y comparaciones con otros tipos de turismo ya existentes.

Siguiendo un criterio lógico y simplista, se puede definir “geoturismo” como el turismo cuyo principal atractivo es la geología.

El Monte Perdido es, sin duda, un magnífico atractivo geológico

Parece algo muy sencillo y lo es; siempre y cuando no haya intereses económicos, políticos y de poder por medio.

Referente a esto, un término que conviene analizar es el de geoturismo que puede parecer lo mismo que Turismo Geológico, y muchas veces se utiliza como sinónimo, pero tiene sus “matices” como veremos en alguna de las siguientes definiciones dadas por diferentes autores y medios.

“Un turismo que sostiene o enriquece el carácter geográfico de un lugar y su ambiente, patrimonio, estética, cultura y el bienestar de sus habitantes.”  

De un artículo de la revista National Geographic en el que su autor, Jonathan B. Tourtellot, se define como el creador del concepto de Geoturismo y Director del National Geographic Center for Sustainable Destinations.

Su definición, como bien dicen Carcavilla et al en su artículo “Geoturismo: concepto y perspectivas en España” choca con las definiciones, más en la línea geológica, dadas hasta ese momento:

  • “la provisión de recursos interpretativos y servicios para promocionar el valor y beneficio social de los lugares de interés geológico y geomorfológico, y asegurar su preservación y su uso por parte de estudiantes, turistas u otro tipo de visitantes” (Hose, 1995).
  • “un segmento de la actividad turística que tiene al patrimonio geológico como principal atractivo y busca la protección por medio de la conservación de sus recursos y de la sensibilización del turista, utilizando la interpretación para volver este patrimonio accesible al público lego y promover la divulgación y desarrollo de las Ciencias de la Tierra” (Ruchkys, 2007).

En las que queda claro cuál es el principal elemento diferenciador de este tipo de turismo.

La buena solución a este conflicto de intereses es no luchar sino unir esfuerzos para que el Geoturismo se desarrolle de la mejor manera posible, respetando el campo competencial de cada colectivo. Por supuesto que todas las personas interesadas en la geología tienen cabida en este campo, pero hay que evitar que se produzca intrusismo profesional, tal como ha ocurrido en otras ocasiones, y que personas que no están científicamente preparadas, adquieran protagonismo.

Si pretendemos hacer turismo para el mayor número de adecuados clientes, que esté en consonancia con las nuevas tendencias de turismo “alternativo” – distinto al de playa y sombrilla de siempre –  y si además queremos que sirva para algo más que para ganar dinero, entonces estaremos hablando de un tipo de turismo que podemos incluir en lo que se denominaba ECOTURISMO y que en este año 2017 es casi obligatorio denominarlo Turismo Sostenible para el Desarrollo.

¿Utopía o realidad?

Resulta importante destacar que una consecuencia muy positiva que tiene el intentar alcanzar los objetivos que persigue el Geoturismo y lograrlos, es que se crea un nuevo nicho laboral muy prometedor para los profesionales de la geología.

¡No es oro todo lo que reluce!

De todas formas, un destino turístico, por el hecho de ser geológico no significa que sea de calidad o especial.  Así, una visita a una cueva, por ejemplo, es claramente Turismo Geológico, pero puede limitarse a ser  una actividad de un par de horas y no pase de ser la mera observación sin ninguna base científica de unas formas peculiares que recuerdan a animales o al perfil del tío Enrique; o conseguir que se transforme en una experiencia diferente que permita al “participante” disfrutar de algo único, al conocer el cómo y por qué se ha formado este “geoespacio”, además de sus utilidades, influencia en la historia y cultura local, etc… Siempre añadido a lo del tío Enrique correspondiente, por supuesto.

Es por este motivo que los profesionales dedicados al Turismo Geológico deben presentar unas cualidades acordes con las necesidades propias del turismo, de la divulgación y de la geoconservación. De este modo estos profesionales deberán ser una especie de superprofesionales mezcla de guía turístico, divulgador científico, educador ambiental, dinamizador de grupos, intérprete del patrimonio, investigador científico, etc.  Ah! sin olvidarnos de mago y visionario.

Por todo lo expuesto, propongo una figura de un profesional capaz de realizar todas estas tareas: el Guía Intérprete Geológico (a partir de aquí GIG).

El GIG tiene que ser el elemento capaz de hacer que un georrecurso duro como una roca se transforme en algo cercano e interesante a los ojos del que mira; que un hueso fósil de dinosaurio se transforme en toda una manada de Triceratops huyendo despavoridos tras el ataque de un Tiranosaurio; que una montaña de más de 3000 metros de altura pase a ser una barrera de coral, semejante a la actual australiana, o que la faja pirítica española se identifique con el bienestar de numerosas familias.

El Cilindro de Marboré en el Macizo pirenaico de Monte Perdido y su pliegue en “langostino”. Foto: Carlos E. Barro

El GIG conoce el georrecurso y su entorno físico, social y cultural, lo aprecia, quiere compartirlo y se propone hacerlo, y lo hace, de una manera amena, atractiva, sugerente, responsable, rigurosa, sensible hacia las necesidades e inquietudes del público receptor y con una finalidad: la de fomentar el conocimiento, el respeto y por ende la conservación de ese georrecurso, sin olvidar que para ello es imprescindible que sus “oyentes” disfruten de una experiencia gratificante y enriquecedora.

Sin ninguna duda, la mejor herramienta para conseguir unos fines tan ambiciosos es la Interpretación del Patrimonio.

¿Qué es la Interpretación del Patrimonio?

Denominamos Interpretación del Patrimonio al conjunto de métodos y técnicas de comunicación que se utilizan para revelar el significado de un recurso patrimonial. El objetivo de esta acción es conseguir que, con el entendimiento de los significados por parte del público, éste adopte una actitud de respeto y aprecio por el lugar que visita (Morales et al. 2009).

En el Diccionario de la Real Academia Española (Vigésima Segunda Edición) encontramos siete definiciones para el verbo interpretar dónde aparecen palabras claves: Explicar, Traducir, Expresar, Personal, Ejecutar, Representar, Artístico, … Pero habría que añadir “a medida”.

En las definiciones que dan los “padres” de la interpretación y los referentes actuales destacan términos, conceptos o argumentos, como:

  • Experiencias.
  • Interrelaciones.
  • “Sentir algo que el intérprete siente”.
  • Entregada en presencia del objeto inspirador. Para nosotros el Georrecurso.
  • Traducir el lenguaje científico a un lenguaje comprensible para el público, teniendo en cuenta que éste puede presentar niveles de educación muy variados.

Teniendo en cuenta que la Geología es una disciplina científica muy poco conocida entre el público en general, hay que evitar, a toda costa, utilizar un lenguaje y unos conceptos crípticos, que pueden llevar a que el público general la perciba como un tema lejano, y el guía se sienta incomprendido.

Pero ¿Cómo puede ser que este sinclinorio pleinsbachiense no les parezca una maravilla? O ¿Qué la crenulación de este molde compuesto de rincolnélido no les deje con la boca abierta?

Por lo tanto, para acercar estos conceptos científicos al público, la mejor habilidad será ser ameno y divertido. Lo cual no impide que se sea riguroso científicamente en el mensaje.

La Tita de Bellosta en el Cañón del Mascún siempre hace salir una pícara sonrisa cuando es bien interpretada por el GIG

“Cuenta la leyenda que Bellosta era un lugareño famoso por su Tita, por el tamaño de su Tita…”

Algunas anotaciones importantes sobre la interpretación.

No se debe olvidar que el GIG tiene que estar muy atento a los intereses de los visitantes: A la hora de diseñar el mensaje, deberá conocerlos bien para así poder conectar mejor con ellos. Según sean sus inquietudes modificará su discurso para ser más efectivo.

La interpretación como herramienta de gestión y geoconservación no impositiva: Es recomendable que el gestor de un espacio natural, y gracias a acciones interpretativas, facilite el acercamiento a determinados lugares y fomente en ellos actividades atractivas. De este modo se podrá dirigir el “tráfico” humano a dónde sea más conveniente, así se gestionará eficazmente sin tener que prohibir o imponer. Será a medio o largo plazo, pero es más asimilable por parte del público que las prohibiciones tajantes. ¡Y además se gestiona, divulga y conciencia, todo en uno!

Como intérprete, o te lo crees o casi seguro que no funciona. Por mi experiencia no hay nada más motivador y que te facilite más conectar con el público que si te ven entregado, convencido, motivado. Que al final de una actividad te digan eso de “es que se nota que lo vives” es una muy buena señal. Además, por ahora y desgraciadamente, el mundillo de la Interpretación, salvo raras excepciones, requiere muchos sacrificios y a menudo sólo se ven pagados con la satisfacción de haber transmitido tu entusiasmo, pasión y respeto por lo que interpretas.

  • Qué emocione: Si no se llega a las emociones, nunca se podrá despertar la admiración y el respeto y con ello las ganas de conservar. Se disfrutan mucho más las experiencias emocionantes que las frías y asépticas, el cine de terror y el trágico son un claro ejemplo.
  • Establecer puentes de unión: Entre el georrecurso y los visitantes que permitan llegar al terreno emocional.

¿Y la Etnogeología?

Otro término de interés es el de Etnogeología que, recientemente, se ha definido como una disciplina que se encuentra a caballo entre la etnografía popular y la geología, y se refiere precisamente al uso y la cultura tradicionales de las rocas y los paisajes; en definitiva, a la relación del ser humano con las piedras (Sacristán et al. 2016).

Las Médulas en León. Claro ejemplo de aprovechamientos históricos de la geología. Foto: Rafael Ibáñez

Para establecer los puentes de unión o conexiones indispensables entre los intereses del receptor y el georrecurso, la Etnogeología es la rama del conocimiento que de manera más directa nos va facilitar esa información con la que “llegar al corazón” en nuestro mensaje interpretativo. Es la forma más directa, rápida y fácil para poder establecer la unión entre tangibles e intangibles, entre las características físicas del recurso geológico a interpretar, los valores que tiene y/o que representa y los intereses y/o inquietudes del receptor. Una vez establecido ese primer punto de enganche que fija la atención del receptor será más fácil hacerle llegar el resto del mensaje.

CONCLUSIÓN

Los profesionales que quieran desarrollar su carrera laboral en campos relacionados con el Turismo Geológico o el Geoturismo deberán poder analizar y saber aplicar de manera competente los distintos métodos y técnicas propios de la Interpretación del Patrimonio así como conocer a fondo la novedosa disciplina denominada Etnogeología.

AGRADECIMIENTOS

A todas y cada una de las personas que luchan porque el Geoturismo o Turismo Geológico pueda llegar a desarrollarse como un tipo de turismo sostenible para el desarrollo.

REFERENCIAS

  • Carcavilla, L. (2012). Geoconservación: un recorrido por lugares geológicos excepcionales para entender cómo y por qué debemos protegerlos. Instituto Geológico y Minero de España, Madrid, 126 p.
  • Carcavilla, L., López, J., Durán, J J. (2007). Patrimonio geológico y geodiversidad: investigación, conservación, gestión y relación con los espacios naturales protegidos. Instituto Geológico y Minero de España, 360 p.
  • Carcavilla, L., Belmonte, A., Durán J.J. e Hilario, A. (2011). Geoturismo: concepto y perspectivas en España. Revista Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 2011 (19.1), 81-94.
  • Carcavilla, L., Del Puy Berrio, M., Belmonte, A., Durán, J.J., López-Martínez, J. (2010). La divulgación de la Geología al gran público: principios y técnicas para el diseño de material escrito. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural. Sección geológica. Vol. 104.
  • Crespo Blanc, A., Alcalá Martínez, Carcavilla Urquí, L., Simón Gómez, J.L. (2011). Geolodía: origen, presente y futuro. Revista de la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 19: 95-103.
  • Dowling, R.K. and Newsome, D. (Eds.). (2006). Geotourism. Elsevier y Butterworth Heinemann. Oxford, Reino Unido, 259 p.
  • Hilario, H., Mendia, M., Monge-Ganuzas, M., Fernández, E.,  Vegas, J. y Belmonte, A. (2015). Patrimonio geológico y geoparques, avances de un camino para todos. Instituto Geológico y Minero de España, 548 pp.
  • Morales, J., Guerra, F. y Serantes, A. (2009). Bases para la Definición de
  • Competencias en Interpretación del Patrimonio – Fundamentos teóricos y metodológicos para definir las Competencias Profesionales de Especialistas en Interpretación del Patrimonio en España. Seminario Permanente de Interpretación del Patrimonio, Centro Nacional de Educación Ambiental – CENEAM, España, 38 p.
  • Sacristán, N., Díez-Herrero, A. y Carrera, A. (2016). Guía de piedras de la Sierra de Guadarrama. Ediciones La Librería, Madrid, 127 p.
  • Tourtellot, J.B. (2009). Geoturismo para su comunidad. National Geographic Society. Center for Sustainable Destinations. Washington, EEUU. 24 p.
  • Utiel, J.C. y Díaz, E. (2016). Interpretación del patrimonio geológico: La experiencia del Seminario de Interpretación del Patrimonio. Asociación para la Interpretación del Patrimonio. Boletín de Interpretación, 33: 16-19.
  • European Geoparks
  • Global Geopark
  • Instituto Geológico y Minero de España
  • Sociedad Geológica de España